Contactar

Menú

Diferencias entre esmalte al agua y esmalte sintético

Diferencias entre esmalte al agua y esmalte sintético

Para decorar o proteger las superficies de metal o madera, deberemos recurrir a la pintura de esmalte ya que forman una capa más resistente que las pinturas convencionales. Dentro de esta gama de pinturas, debemos diferenciar entre dos tipologías; los esmaltes sintéticos y los esmaltes al agua. Además, si hablamos de los acabados, estos pueden ser: mate, satinado y brillo.

Diferencia entre esmalte sintético y acrílico.

Las pinturas sintéticas o al disolvente están realizadas a base de resinas sintéticas y para su uso se deben diluir con aguarrás o disolvente. Por el contrario, los esmaltes acrílicos están formulados con base agua y para diluirlos debemos usar agua dulce. Antiguamente, los esmaltes sintéticos eran más resistentes y con mayores prestaciones. Pero hoy día, la tecnología y el avance industrial en la fabricación de estos materiales han hecho que no existan prácticamente diferencias entre el rendimiento de ambos tipos de esmaltes. Por lo que el acabado del soporte no se ve afectado ni diferente si utilizamos un tipo de esmalte u otro. Más bien, la principal distinción es que el esmalte al agua es menos contaminante y genera menos residuos, por lo que es más aconsejable para la salud y el medioambiente.

Además, apenas generan olor y su limpieza es más cómoda y segura, pues se limpia con agua y no con disolvente. Gracias a estas ventajas, los esmaltes al agua se están imponiendo, cada vez más, en el mercado de la pintura.

Cómo pintar con pintura con esmalte.

Si quieres pintar una superficie de madera o metal para decorarla o protegerla, lo ideal es hacerlo con pintura de esmalte. El motivo es que son más resistentes y adecuadas debido a sus características cubrientes y estéticas. Son útiles tanto para superficies en interior como en exterior.

Además, su acabado liso y denso hace que se conviertan en soportes fáciles de limpiar y mucho más resistentes. Dicho esto, debemos tener claro que para pintar con un esmalte debemos utilizar una brocha de calidad que puede ser tanto de cerdas como de pelo de buey. Estos ayudan a expandir fácilmente la pintura consiguiendo con ello un acabado perfecto.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que si el esmalte es de base agua, es mejor usar fibras sintéticas, de esta forma los filamentos de la brocha no absorberán el agua contenida en la pintura, por lo que el acabo será más fino y uniforme.

Compartir

0 comentarios

Tu comentario...