Filtrar por

Pintura para Radiadores

Pintura para Radiadores de Hierro

Pintura para radiadores de diferentes tipos. Contamos también con pintura para radiadores en spray y para radiadores de hierro. Si quieres una pintura para radiadores de calidad y a buen precio esta es tu sección.


Pintura radiadores

La pintura para radiadores es un esmalte acrílico ideal para retocar, decorar y proteger los radiadores de tu hogar. 

Los radiadores son los elementos más expuestos de tu hogar u oficina, suelen estar en zonas de paso o con mucha vida. El pasar de los años los deteriora, los amarillea y los desgasta. Con nuestra pintura para radiadores puedes dejarlos como nuevos de una forma fácil y económica.

Nuestras pinturas para radiadores resisten a las altas temperaturas hasta 90° C, son de secado rápido y lo más importante son sin olor, por lo que puedes encender tu radiador el mismo día.

Formatos de pintura de radiadores

Tenemos pintura de radiadores en dos tipos de formato, para que elijas el que mejor cubra tus necesidades.

La pintura para radiadores líquida es perfecta para renovar los radiadores de hierro fundido, o los radiadores planos de pared, puede aplicarse con brocha, rodillo o pistola. Nosotros recomendamos usar una brocha pequeña en las partes más estrecha y el resto a rodillo. Esto le dará un acabo uniforme y resistente.

La pintura para radiadores en spray es ideal para los radiadores de aluminio, sus láminas suelen estar muy cerca entre sí y son de difícil acceso. La pintura en spray te permite cubrir todos los huecos con su pulverización larga y se puede repintar en pocas horas. Con ella lograras resultados profesionales.

Pinturas para radiadores y su aplicación

La pintura para radiadores es de fácil aplicación y con ella podrás renovarlos con un acabado profesional.

En primer lugar, hay que limpiar bien y secar las superficies antes de aplicar cualquier pintura para radiadores. La pintura para radiadores es de aplicación directa, no necesita imprimación salvo que la superficie esté en muy mal estado, si la superficie tiene algún desperfecto puedes repararlo con nuestro reparador cerámico.

Si vas a utilizar el formato líquido, puedes aplicarlo con brocha y rodillo o con pistola para un acabado más liso. Luego puedes lavar los utensilios con agua o agua y alcohol. Tanto este formato como el formato en spray, es aconsejable aplicarlos con temperaturas entre 5°C y 35°C para un acabado óptimo. 

La pintura para radiadores es de secado rápido, en 30 minutos está lista y si necesitas una segunda capa, podrás repintar en 6 horas. Puedes renovar tus radiadores y calefactores en el mismo día y usarlos sin problemas.